martes, 6 de noviembre de 2007

[A] hora [s] de tu marcha


Remembranza de Luz Andrea Cote Navarro…


Como la espera del cadalso inferno,
se cierne bajo mis incorregibles manos,
el delicioso rumor de tu paraula
sobre mi espíritu izquierdo.

En esta la hora del destierro
del silencio inagotable entre tus [a]brazos,
presuroso avanzo por la sangre ardiente
de tormentas apocalípticas que te envuelven.

En la constelación de todas mis fuerzas,
puedo verte, acullá,
en Bucaramanga de bocados del cielo
entrelazando manos azules que se extienden desde tus ojos canela.

Déjame que pueda,
desnudar la dulce miel de tu nombre.
Aquí te entrego mi única fortuna
este puñado de vocales para tu boca.

Quizá volvamos a vernos,
en la luna que refleja tus montañas,
compartiremos un trozo de tu sonrisa de nuevos soles,
no temas avanzar mas allá de lo creado
recuerda que todo tiempo es un momento.
(Eduardo Duarte, "Hégira:
las almas del mundo negro")

2 comentarios:

carolina dijo...

me encantó, me dió nostalgia, ganas de abrazarte, la poesía tiene ese efecto de poder sentir, a pecho descubierto, te felicito Eduardo.

Anónimo dijo...

Remembranza de Luz Andrea Cote Navarro...
que afortunada la que removió tan adorables sentimientos..

ágora de sangres

ágora de sangres
Poemario de Eduardo Duarte. Editorial Manofalsa no revista (andacollo/el callao): http://www.manofalsa.com